MARCADORES MOLECULARES

 

 

Un marcador genético se define como una variación en el ADN cuya herencia pueda ser rastreada y que pueda ser usada para la identificación de diferencias entre individuos o grupos de individuos. Los marcadores genéticos idealmente deben presentar variabilidad entre los individuos que lo exhiban, es decir, deben ser polimórficos.

Se pueden distinguir dos categorías de marcadores genéticos:

 

a) Asociados a un rasgo morfológico o bioquímico, como los polimorfismos de proteínas y los grupos sanguíneos.

 

b) No asociados a rasgos específicos.

 

 

 

Los peces son animales muy uniformes en su fenotipo o apariencia externa y, en general, presentan rasgos morfológicos cualitativos con poca variabilidad. Esto hace necesario identificar marcadores precisos y constantes que permitan su correcta identificación y manipulación, tanto a nivel de investigación, como en la industria.

 

Los primeros marcadores moleculares que se emplearon en los peces de cultivo fueron las aloenzimas y el ADN mitocondrial (mtDNA), y los de mayor aplicación en los últimos años incluyen a los Polimorfismos de Longitud de Fragmentos de Restricción o Restriction Fragment Length Polymorphism (RFLP), Amplificación Aleatoria de ADNA Polimórfico o Randomly Amplified Polymorphic DNA (RAPD), Polimorfismos en la Longitud de Fragmentos Ampliados o Amplified Fragment Length Polymorphism (AFLP), Microsatélites o Single-Sequence Repeats (SSRs), Polimorfismos de un Solo Nucleótido o Single Nucleotide Polymorphism (SNP) y los marcadores de secuencia expresada o Expressed Sequence Tags (ESTs).

 

Los marcadores moleculares son herramientas con gran potencial de aplicación en la acuicultura y la pesca, pues han encontrado un campo fértil en las siguientes áreas:

 

• Identificación de variabilidad en poblaciones silvestres o de cultivo, para su conservación y potenciar su explotación comercial.

• Determinación de parentesco, para evitar consecuencias adversas de la endogamia en granjas donde se emplean estrategias clásicas de selección fenotípica (masal) y familiar.

• Mapeo genético, para identificar y desarrollar mapas físicos, genéticos y de ligamiento de las especies de interés comercial.

• Identificación de loci de rasgos cuantitativos (QTL) con relevancia en la producción.

• Selección asistida por marcadores (MAS), donde se busca, por ejemplo, identificar y seleccionar a los individuos reproductores con mayor tamaño y mejor conversión alimenticia.

• Identificación del sexo genético, para mejorar los sistemas de cruzas interespecíficas e intraespecíficas, así como los cultivos monosexo.

• Transgénesis, donde los marcadores permiten la identificación de secuencias empleadas en la elaboración de organismos transgénicos con rasgos mejorados de producción. Por ejemplo, incremento en la tasa de crecimiento, resistencia a enfermedades, condiciones ambientales extremas o al estrés fisiológico.

• Identificación y trazabilidad de especies marinas, para asegurar la fuente y origen de los productos, identificando a especies amenazadas, peligrosas para el consumo y/o la presencia de organismos genéticamente modificados en ambientes naturales. De igual forma, se utilizan para asegurar que los productos de la pesca correspondan a una especie determinada, lo que permite identificar el etiquetado erróneo o fraudulento.

 

Las aplicaciones iniciales de la genómica en la acuicultura han demostrado tener una gran utilidad. Sin embargo, se prevé que el mapeo de QTL tendrá un mayor impacto al poder identificar rasgos de rendimiento y producción únicos en cada especie, la generación de organismos transgénicos con índices de crecimientos mejorados y/o más resistentes a enfermedades. Así también, la identificación de marcadores moleculares comienza a tener valiosas aplicaciones en la selección de cultivos y la identificación y trazabilidad de los peces y sus derivados.

 

DOCUMENTOS DE APOYO