IDENTIDAD Y TRAZABILIDAD DE PRODUCTOS PESQUEROS

 

El comercio pesquero en el mundo globalizado actual exige cada vez más avances tecnológicos en la producción, manipulación, elaboración y distribución de los alimentos dentro de una red mundial de operadores. Por ello, es necesario que todos los productos pesqueros y mariscos sean etiquetados adecuadamente, de acuerdo a su naturaleza exacta, su calidad y la cantidad presente para garantizar su autenticidad y origen. Esto permite su trazabilidad precisa y efectiva en las cadenas de suministro globales. La trazabilidad se refiere al rastreo desde su origen hasta la comercialización final, pasando por todas las fases de manipulación, transportación, arribo a destino y transformación final de un producto y/o de materias primas).

 

 

La sustitución de especies de peces, moluscos y crustáceos se produce con frecuencia, sobre todo en los productos procesados que incluyen sólo la carne y que no pueden ser identificados visualmente, pues en esa forma no se pueden distinguir morfológicamente. Esto en ocasiones permite el fraude comercial detectado en múltiples casos. Los consumidores, la industria pesquera y los gobiernos regulatorios internacionales reconocen dicho reto, por lo cual exigen el etiquetado correcto de los productos del mar y la transparencia en el comercio internacional. Esto hace necesario contar con herramientas que permitan el establecimiento de la identidad inequívoca de las especies comercializadas. Esta meta puede ser fácilmente alcanzada haciendo uso de los principios y tecnologías de la biología molecular, la cual permite la identificación de cualquier especie basándose en la caracterización de secuencias de DNA únicas de ciertas regiones estandarizadas del genoma, definidas como marcadores moleculares.

 

Durante la última década se ha potenciado la investigación para el desarrollo de herramientas que permitan la identificación de diferentes especies de peces y mariscos de interés comercial, principalmente a través del uso de marcadores moleculares basados en diversas regiones nucleares y mitocondriales. La tendencia global es hacia el uso de códigos de barras de DNA como un estándar de identificación, basado en la caracterización de las especies usando pequeñas secuencias de ADN mitocondrial.

 

El cumplimiento de las políticas internacionales de comercio para el etiquetado correcto de los productos pesqueros en cualquiera de sus presentaciones, frescas o procesadas, permiten no sólo aumentar la competitividad internacional, sino también garantizar la seguridad de la alimentación y la sostenibilidad de las diversas actividades pesqueras. El uso de marcadores moleculares en la identificación y trazabilidad de los alimentos de origen acuático, con énfasis en el empleo de los códigos de barras de DNA, permitirá asegurar que el producto comercializado corresponda a la especie correcta, detectar el etiquetado erróneo o fraudulento. Así también, permitirá asegurar la fuente, el origen y facilitar el rastreo de los productos, permitiendo en ambos casos detectar la captura y el manejo de especies amenazadas, peligrosas para el consumo y/o la presencia de OGM en ambientes naturales.

 

 

DOCUMENTOS DE APOYO


 

 

 

 

 

 

 


Aviso: La información que por este medio se proporciona tiene carácter exclusivamente informativo.
GBC Group no es responsable del uso que le sea dado por terceros